Croacia – tierra de vino

Todos los croatas saben que Croacia es un país de excelentes vinos. Por desgracia, esta opinión no es demasiado popular fuera de Croacia y es una pena. Las condiciones específicas del clima y del suelo contribuyen a la producción de unos excelentes caldos cuyos equivalentes son difíciles de encontrar en otros lugares. Żivieli! (en croata: salud)

Plavac Mali

Tal vez el vino tinto croata con mayor popularidad, producido principalmente en Peljesac y Hvar. El nombre proviene de la forma y el color de las uvas: plavy significa azul en croata y mali significa pequeño, es decir, azul pequeño. Es un vino de color púrpura a rojo oscuro y tiene una acidez media. Su olor es distintivo y persistente, un aroma típico de frutas y hierbas y especias mediterráneas como ciruelas, higos, almendras, tomillo y salvia. Se sirve con pescado (¡sí, vino tinto para el pescado!), risotto, cangrejos, mejillones, pulpos y calamares. Las bodegas más populares donde puede degustarse el Plavac son Milos en Stona, Palihnic en Peljesac y Tomic en Jelsa.

Malvazja de Istria

El vino más famoso de la península de Istria. Se presenta en variedades tinto y blanco, pero sin duda el blanco es el más extendido. Este vino fragante y seco tiene un sabor dominado por toques de manzana, pera y ciruela. El malvazja istrio ha sido reconocido como el mejor vino autóctono croata. Para probarlo, lo mejor es ir a los viñedos de Kozlovic en Momjan, Matosevic en el Canal de Lim y Coronica en Umag.

Viska Vugava

El vino más famoso de la hermosa isla de Vis. Tiene un color dorado natural, un aroma agradable y delicado. Es característico su pleno sabor dulce. Lo mejor es servirlo con mejillones, pescado, ensalada de mariscos y platos de carne ligeros, como de aves de corral. Los mejores productores son los viñedos de Lipanovic y Roki.

Teran

Vino tinto seco producido en Istria. Es un vino bastante intenso con un color rubí que recuerda un poco al púrpura. Gracias a su plenitud y a su alto contenido en polifenoles, se considera un vino con propiedades saludables. Es ideal para acompañar platos de carne y de caza, pero también de prsut y queso. Recomendamos las bodegas Laguna en Porec y Zigante en Groznjan.

Vrbnicka zlahtina

Vino blanco seco de la isla de Krk. De color amarillo claro, en ocasiones pajizo, con un aroma delicado y un sabor característico. Debe su sabor tan fresco al clima ligeramente más extremo de la costa norte de Croacia. Sabe muy bien servido con queso de oveja, pescado y carne blanca. El mejor lugar para probar este vino es cerca de Vrbnik, en la isla de Krk.

Bogdanusa

El Bogdanusa es un vino blanco seco que se produce principalmente en Hvar. Posee un color amarillo verdoso, un agradable aroma característico y un sabor armonioso y fresco. Es ideal para los calurosos días estivales. Debido a su singularidad, se consumía principalmente durante las fiestas religiosas, a lo que debe su nombre (dado por Dios). Suele servirse con carnes blancas y pescados de calidad. Para degustar este sabor que Dios nos ha dado, lo mejor es acercarse a Svirce, en Hvar.

Babic

Un vino tinto robusto cultivado principalmente en las laderas rocosas que rodean Sibenik y Primosten. Su nombre procede de un popular apellido croata. Es una variedad original de Croacia. Las vides se cultivan en terrazas rocosas rodeadas de piedras y rellenas de tierra y pequeños guijarros. El vino se caracteriza por un alto contenido en taninos y alcohol. Mejor con carnes oscuras y de caza.

Los vinos croatas son realmente excelentes y al mismo tiempo más baratos que otros vinos más famosos de otros países. Vale la pena probarlos.

Para aquellos que quieran beber un buen vino y barato, recomiendo visitar Vela Luka en Korcula, allí en el puerto una señora sirve de un barril dos grandes vinos: Korculansko y Peljesacko a un precio de 8 kn el litro (0,90 €) + 2 kn por la botella si no tienes una propia.

¡Salud!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

one × one =