¿En qué consiste el chárter de un yate?

Si nunca antes has alquilado un yate de armador, seguramente piensas en qué consiste y cómo es el alquiler de un yate, paso a paso. Empecemos por el principio.

El chárter de un yate es un contrato entre la persona que toma la embarcación en alquiler (ese eres tú) y el armador (o cuidador de yates en la marina).
El contrato se refiere al alquiler de un yate determinado, en unas fechas determinadas, desde un puerto determinado y por un precio determinado. Alquilando un yate puedes estar seguro de que navegarás en el yate elegido, con el equipamiento elegido, según la especificación de la embarcación.

¿Qué significa chárter de yates?

Desde la reserva inicial hasta el check-in o entrada

El chárter de un yate en YACHTIC empieza con una reserva inicial. Después de indicar los datos tienes hasta 5 días para tomar la decisión final y pagar un anticipo. Entonces, debes transferir una cantidad de dinero indicada. El resto lo pagarás unas pocas semanas antes de iniciar la travesía. En la fecha elegida para zarpar, te presentas con tu tripulación en el puerto elegido. Si elegiste opción con patrón profesional, seguramente ya os estará esperando. Juntos acudís al armador o contramaestre y tomáis mando del yate. Durante la entrega del yate es conveniente comprobar el equipamiento, instrumentos, velamen, aparejos o cabrestantes. Normalmente, no hay problemas con estos elementos, pero ya sabes que “es mejor prevenir que curar”. Una vez comprobado el yate, te diriges a la oficina del armador, para firmar el protocolo de entrega, pagar la fianza (y eventual seguro de fianza) y recibes los documentos necesarios del yate.

piękny widok

El chárter de un yate nunca fue más sencillo

Encuentra el mejor yate para tu tripulación y haz una reserva inicial, válida durante 5 días. ¡Crea una cuenta y disfruta de otro 5% de descuento en el precio del chárter!

Mira los yates disponibles

Relajación en cubierta del yate alquilado

Después de recoger el yate y acomodarse en los camarotes, no queda otra cosa que soltar amarras, izar el ancla y zarpar. Si contrataste a un patrón, recuerda que durante una, dos o tres semanas será el capitán y toda la tripulación debe obedecer sus órdenes. El patrón es responsable de vuestra seguridad y comodidad. Si eres un principiante, procura hablar con todos acerca de las normas de seguridad, comportamiento en cubierta, saltos al agua, solamente con ancla echada. El yate y los equipos instalados resultan sólidos y resistentes, pero debes tener cuidado para no romper algunos elementos de plástico o perder pequeños componentes como manivelas o grilletes. Estas pérdidas o desperfectos pueden ser costosos y afectar nuestra fianza.

Fin de travesía: regreso a la marina, entrega del yate y check-out o salida

En la mayoría de los países, los alquileres de yates duran de sábado a sábado. Por ello, cuando llegues a puerto con el yate, probablemente la nueva tripulación ya está esperando, para subir a bordo y zarpar en la misma embarcación. La hora de entrega de yate puede ser estrictamente establecida y cualquier retraso se puede castigar con una cuantía importante. Cada empresa de alquiler de yates determina claramente las penas por retraso. Por ello, merece la pena llegar a tiempo e incluso la noche anterior a la entrega del yate. Haz las maletas un día antes, para agilizar el procedimiento.

Una vez en el puerto, acude al armador y realiza el procedimiento de salida o check-out, con entrega del yate. En este momento, el yate debe estar despejado. Normalmente, el precio del chárter incluye gastos de limpieza, así que puedes omitir estas tareas. Ahora tú debes entregar el yate al armador que lo inspecciona y comprueba posibles daños. Si todo está en orden y funciona correctamente, el armador firma el protocolo de entrega y devuelve la fianza pagada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *