5 consejos de Gregorio para realizar tu primer chárter de yate

¡El primer alquiler de un yate es un evento importante y apasionante! No importa si eres un principiante o un marinero experimentado, te invitamos a conocer o refrescar las normas básicas que te permitirán vivir una aventura inolvidable en el agua.

¡Empieza haciendo un buen plan!

Prepara un buen plan, para tu primer alquiler de un yate. Empieza por el lugar de destino, establece la ruta y el tipo de crucero (por ej. si te gusta visitar monumentos históricos o prefieres disfrutar de la naturaleza salvaje). Procura que el programa no sea demasiado exigente, elige zonas con buena infraestructura marina (empieza por Croacia central o el golfo Sarónico en Grecia, elige España, para estar en casa). Así, siempre encontrarás refugio, si el tiempo empeora. Elige también el tipo de embarcación. ¿Un velero, un yate a motor o tal vez un catamarán? Recuerda que las mejores embarcaciones se reservan ya en enero y febrero. Es una buena práctica porque puedes disfrutar de una amplia oferta de embarcaciones a un precio razonable.

¡Elige una fecha idónea!

Nuestra experiencia nos indica que es mejor elegir fechas antes de la temporada alta o bien, justo después de que termine. En julio y en agosto los puertos están llenos de turistas, las calas están repletas de veraneantes y resulta fácil encontrar un lugar para amarrar. En muchos lugares (por ejemplo en Croacia), en junio y septiembre hay excelentes condiciones de navegación, con temperatura estable e ideal para todo tipo de actividades y la cantidad de turistas aún es limitada.

Marina z jachtami

Elige los yates de poca antigüedad, pero no necesariamente los más modernos.

Los yates de poca antigüedad están mejor equipados. Sus equipos, instrumentos y dispositivos electrónicos resultan más fáciles de usar. También, existe menor riesgo de avería. ¿Por qué evitar yates completamente nuevos? Un yate nuevo debería funcionar sin problemas. Bueno, a veces no es así. Los yates nuevos requieren un cierto tiempo para hacer “el rodaje”, para que todos sus componentes se ajusten entre sí, en alta mar. Pueden aparecer desperfectos y fallos de producción. Gradualmente, los defectos se eliminan y el yate se pone en forma. Las embarcaciones más antiguas, con 10 años de uso, ya pueden sufrir problemas de desgaste. Un yate de 2 – 5 años es una opción perfecta. También es importante elegir a un buen armador.

Elige una embarcación más pequeña.

Además de elegir el destino, las fechas del viaje, la antigüedad de la embarcación, debes escoger su tamaño. En principio, te gustaría pasar el tiempo en cubierta de una gran embarcación, con elevado nivel de confort. Aunque la tripulación disfrute de esa comodidad, las dimensiones del yate pueden ser un problema para un patrón principiante. Empieza eligiendo una embarcación más reducida, de hasta 40 pies de eslora. El yate de este tamaño es más fácil de maniobrar, requiere menos atención y es más fácil de manejar. Cuando tengas más experiencia, podrás optar por embarcaciones más grandes. Si progresas gradualmente, no sentirás la diferencia. ¿Quién sabe, a lo mejor terminas gobernando un yate de 50 pies durante una travesía oceánica?

¡Alquila tu yate en YACHTIC.com!

¿Sabías que gracias a nuestro buscador podrás organizar unas vacaciones impresionantes en un yate, a buen precio?

¡Mira las ofertas!

Llévate a una persona con experiencia.

Durante tu primer crucero merece la pena contar con una persona que tiene más experiencia. Esa persona no tiene que gobernar el barco o mandar en cubierta. Simplemente, basta con que esté a bordo. Será más fácil repartir responsabilidad y garantizar el bienestar de la tripulación. Además, siempre podrás consultar con alguien tus acciones. Si no puedes disponer de tal persona, es conveniente que al menos un miembro de la tripulación tenga alguna experiencia, aunque sea menor. Otro par de manos será de gran ayuda. Finalmente, no tengas miedo. Los yates marítimos son un poco más grandes que las embarcaciones que navegan en lagos, pero esa diferencia no es relevante. Las marinas cuentan con suficiente espacio para maniobrar, a veces incluso más de lo necesario.

Un saludo marinero
Grzegorz de YACHTIC.COM

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

3 × 3 =