Cada vez antes del embarque hay que depositar una fianza en caso de daños ocasionados al barco durante el periodo de alquiler. El importe de la fianza varía entre 1000 y 3500 euros y constituye una limitación a la responsabilidad del arrendatario por el barco de alquiler. La candidad de la fianza depende de la eslora y de la clase del barco. Sin dudas, eso puede salir muy caro mientras que la pérdida de la fianza puede ser profundamente dolorosa. Por lo tanto, las empresas de alquiler de embarcaciones ofrecen algunas opciones de seguro de fianza. ¿Cuáles son las opciones? …

Fórmula 1: No se requiere la fianza

El principio es simple: al llegar a la base, en lugar de pagar la fianza estándar, pagamos el seguro de compra de fianza. No solo tenemos la máxima seguridad, sino que también aprovechamos la simplificación del procedimiento de salida, es decir, devolver un barco. La toma de posesión de la embarcación por parte del arrendador se limita a la revisión del material (bote inflable, motor fueraborda, defensas, ancla, etc.). Cualquier desperfecto (como ralladuras a babor o estribor, rotura de la vela) quedará cubierto por el seguro.

Hay un inconveniente: debido a la falta de responsabilidad financiera, a veces los arrendatarios no tratan el barco con cuidado y nosotros podemos sufrir mucho como la siguiente tripulación.

Fórmula 2: Reducción de la fianza

Este es el seguro más popular que ofrecen las empresas de alquiler de embarcaciones. Antes del embarque, pagamos una exención parcial de fianza (no reembolsable) más una fianza considerablemente reducida (reembolsable), por ejemplo, en lugar de 2000 euros, pagamos solo 200 euros de la fianza. Aquí, nuestra responsabilidad se limita a 200 euros, es decir, si al devolver el barco el arrendador nota daños que estimará en 1000 euros, no seremos responsables de nada más allá de la fianza que ya hemos depositado antes del embarque.

Fórmula 3: Seguro clásico Compra de Fianza 

Siempre podemos contratar un seguro de compra de fianza con una compañía especializada en seguros y aun así pagar la fianza íntegra a la empresa de alquiler de embarcaciones. ¿Qué sucede en caso de un desastre? Si se carga la fianza o su parte, debemos informar el accidente a nuestra compañía de seguros para que pueda indemnizar. Esto es bastante problemático y tenemos que esperar mucho tiempo para el reembolso (incluso unas pocas semanas). Entre las ventajas de este seguro se encuentran su mejor precio y la posibilidad de contratar un seguro de compra de fianza con una compañía de seguros para el alquiler de prácticamente cualquier embarcación. Además podemos hacerlo incluso en nuestro país de residencia independientemente de la oferta de nuestra empresa de alquiler.

¿El seguro de fianza cubre todas las pérdidas sufridas durante el crucero?

El seguro de fianza cubre todos los daños a la embarcación en sí, pero a menudo el contrato estipula que el seguro no cubre la pérdida de material como el bote inflable, el motor fueraborda, las defensas o guardabarros. Sin embargo, la pérdida de la lancha o del motor fueraborda rara vez se produce mientras que la pérdida des defensas no implica un coste elevado.

¿Puedo elegir la fórmula del seguro?

Por desgracia, no. La oferta de seguro depende de los servicios ofrecidos por la empresa de alquiler y no es posible cambiarla. Si tal o cual fórmula no le conviene en absoluto, puede buscar otro barco o decidir contratar el clásico contrato de seguro con una empresa aseguradora externa. Para cualquier duda póngase en contacto con nosotros.

¿Cómo encontrar un barco de alquiler con una opción de seguro?

De manera muy fácil. Con la ayuda de nuestro motor de búsqueda, puede marcar la casilla “Opción seguro de fianza” representada por el carácter especial de un paraguas con el símbolo €. De esta manera los resultados de la búsqueda serán barcos de alquiler con una opción de seguro de fianza disponible.

¿Hay algunas ventajas de tener el seguro de fianza?

Claro que sí. Bien que optando por una opción de seguro de fianza tenemos que pagar costos adicionales de alrededor de 150-300 euros, sin embargo luego podremos disfrutar plenamente de nuestras vacaciones sin preocuparnos por una posible pérdida de la fianza. 🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

five × one =